La exportación es el proceso para enviar mercancías de México hacia otros países. Toda mercancía merece un trámite legal y documentación necesaria para completar dicho proceso en la Ley Aduanera del país de salida y de ingreso.

Existen dos tipos de exportación:

La exportación definitiva de mercancías: cuando las mercancías salen del territorio nacional y no regresarán o estarán fuera por tiempo ilimitado.

La exportación temporal de mercancías: es cuando la mercancía sale por tiempo específico del territorio nacional. También se establece el objetivo de su salida.

Sea cual sea el tipo de exportación que realices, necesitas estar dado de alta ante Hacienda pues debes contar con tu RFC (Registro Federal de Contribuyentes). Puedes darte de alta como persona física (particular) o persona moral (empresa).

La Secretaría de Economía es la encargada de los lineamientos de las exportaciones y trabaja de la mano con el SAT y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), instancias que emiten documentos de exportación, dependiendo de la mercancía.

Algunos de los documentos solicitados son:

  • Factura original de la mercancía enviada
  • Si envías bebidas alcohólicas, cigarros, minerales o energizantes, deberás presentar tu registro en el padrón de exportadores
  • Lista de empaque para identificar el contenido
  • Documentación del tipo de transporte (si es aéreo, marítimo o terrestres)
  • Póliza de seguro
  • Registro de marca y propiedad industrial
  • Documentos aduaneros

Estos son los documentos más importantes para la exportación. Existen otros formatos emitidos a lo largo del proceso que se te presentarán para continuar con el envío.